GoogleAnalytics y Facebook

martes, 9 de abril de 2013

Pizza de bacon y champiñones con masa sabor a oregano

Hoy os traigo una pizza con una masa que tiene un toque diferente. La idea surgió en el momento gracias a la persona a la que va dedicada esta pizza... Esther. ¿Por qué? pues estaba enseñándole cómo hacer la masa (para que viera la textura que tenía que tener) y de pronto me preguntó que cuándo le echábamos el orégano...y dije... pues mira, se lo vamos a echar ahora mismo, y a la masa, que va a quedar bien rico, y fue dicho y hecho, ajo y orégano (no creáis que toma mucho sabor, pero sí queda con ese toque que tanto se agradece en una buena pizza.
Por ello, y porque sé que te encantó esta pizza, a ti, Esther va dedica la receta de hoy. No cambies nunca porque eres un amor. Espero que ahora con tu horno nuevo... te animes a hacer las pizzas, que ya sabes lo sencillitas que son.

Ingredientes
Pizza de bacon y champiñones con masa sabor a oregano
Foto y receta por La Flor del Azafran
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 2 tazas de harina integral
  • Levadura química o panadera (mejor la panadera 1/4 de pastilla)
  • 1 cucharilla de sal
  • Agua 
  • Ajo en polvo
  • Orégano
  • Tomate frito (si es casero mejor)
  • Mozzarella fresca o rallada (si es fresca más rica os quedará)
  • 4 lonchas de bacon
  • 5 o 6 champiñones frescos medianos-grandes
Preparación
En un bol grande ponemos las dos harina, añadimos la sal, el ajo en polvo y el orégano (cantidades a nuestro gusto, si es la primera, yo os aconsejaría que echárais una cucharadita de orégano y media de ajo para ir probando, y así para la siguiente podéis echar según os guste más o menos sin pasaros o quedaros cortos).
La levadura, si es de sobre, con una cucharadita es suficiente, si es panadera, ponemos 1/4 de la pastilla en una taza de agua tibia y la mezclamos bien, a continuación, la vertemos sobre la harina.
Incorporamos poco a poco, según veamos que la masa lo va necesitando, el agua templada. La masa debe quedar elástica, que no se pegue en los dedos, pero que tampoco esté muy dura. 
Si os habéis pasado un poco con el agua ¡no pasa nada!  añadís un poquito más de harina y se soluciona el problema, os quedará un poquito más grande la masa, con lo que podéis hacer el borde más gordito si os gusta.
Después de amasar bien, dejar reposar entre 2 y 3 horas en el mismo bol con un paño por encima, para que doble su volumen, en un sitio donde no haya corrientes.
Una vez haya crecido la masa, volvemos a amasar sobre la mesa espolvoreada con un poco de harina, y le iremos dando la forma deseada, preferiblemente con las manos, mejor que con el rodillo (aunque te puedas ayudar con él al principio). Si ves que se pega en las manos la masa, embadúrnalas de aceite o harina.
Ya tenemos lista la base, ahora, echamos el tomate por encima y lo repartimos bien por la superficie de la pizza, espolvoreamos un poco de orégano (a nuestro gusto). 
Con el horno precalentado a 180º metemos esta base durante unos 10 minutos.
Mientras tanto vamos preparando el queso, el bacon y los champiñones que los tendremos ya limpios. Troceamos el bacon y laminamos los champiñones.
Sacamos la masa del horno y le añadimos el queso por encima (si es fresco, sécalo bien con papel absorbente, desmenúzalo o bien córtalo en rodajas, pero siempre secandolo con un papel), después los champiñones y finalmente el bacon.
Volvemos a meter la masa durante unos 10 minutos (dependiendo de la potencia del horno).
Y lista para servir.

4 comentarios:

  1. me encaaanta!

    Tienes un regalito en mi blog, pásate!!

    un besico desde http://hoycocinahelen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh muchisimas graciaas !!
      Cuando tenga un ratito lo hagooo ;)
      GRACIAS!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es la primera vez que me lo dicen... qué es lo que no lees?

      Eliminar